Connect with us

¿Hola, Qué estás buscando?

Boca en la Liga

El fin de semana de Marcos Rojo: ¿partido amateur y fotos en un boliche?

El capitán de Boca viene de ser expulsado ante Platense.

Marcos Rojo
Foto de @BocaJrsOficial

El fin de semana, Marcos Rojo habría aprovechado que Boca no disputaba partidos oficiales como consecuencia de la FECHA FIFA para jugar un encuentro amateur e ir a un boliche. Las imágenes que comprometen al capitán del Xeneize, que viene de ser expulsado en la derrota 1-0 como visitante ante Platense por la 4° fecha de la Liga Profesional, se hicieron virales en las redes sociales.

El zaguero central de 34 años se entrenó en Boca Predio (Ezeiza) bajo las órdenes de Diego Martínez en la mañana del sábado, pero por la tarde comenzó a circular una foto suya junto al usuario de Instagram @juanpvzz tras un partido de fútbol amateur de un intercountry. “Jugar de doble 5 con este muchacho no tiene precio”, posteó.

Como si esto fuera poco, esa misma noche, comenzó a circular otra foto del defensor en Bye Henry, un boliche ubicado en la Ciudad de La Plata, junto a una fanática. Desde la dirigencia de Boca no tomaron ninguna medida para con el defensor central debido a que se desconoce si las fotos son de la actualidad o si son viejas que volvieron a hacerse virales este fin de semana.

Qué dijo Rojo sobre las críticas en Boca y su profesionalismo

Luego de haber sido expulsado ante el Calamar, Rojo fue el centro de las críticas por parte de los hinchas, no solo por haber dejado al Xeneize con diez, sino porque sucedió en el cierre de un semestre donde se perdió varios partidos por lesión. “Charlé con mis compañeros, cuerpo técnico y quienes tenía que darles mis disculpas. La primera amarilla fue un error enorme e innecesaria; me fui expulsado, dejando uno menos y ahí se complica todo. Asumo toda la responsabilidad de la derrota”, declaró en Radio La Red hace menos de una semana.

“Acepto las críticas y sé cómo es el juegoSiempre jugué así, soy muy impulsivo. No soy un mala leche. Jamás jugué para lastimar a nadie. Jamás lo hice y jamás voy a jugar para hacerme expulsar”, manifestó más tarde. “Es un ataque, sin ponerme en víctima. El fútbol argentino es duro. Voy a aceptar este momento, a meterle, tratar de seguir mejorando y de seguir ayudando a Boca y a todos mis compañeros, que es lo que siempre hago”, sentenció.

Además, también habló sobre su presencia en el cumpleaños de Darío Benedetto, evento que causó polémica en el entrenamiento del día posterior. Tengo una gran amistad con él, pegamos muy buena onda. Lo del cumpleaños fui con mi mujer, fuimos en familia. Estaba lesionado en ese momento. No tenía que entrenar con el grupo”, aseguró. “No estoy de joda. Da bronca que digan eso. La mayoría no me conoce. Si no fuera profesional, no hubiera hecho la carrera que hice ni jugado en los clubes que jugué, ni tanto tiempo en este nivel”, concluyó.